miércoles, 19 de febrero de 2020

PIES DE CERDO A LA CERVEZA



No es una foto con colorido, pero si es una receta con muy buen sabor, claro que a no todo el mundo le gustan los pies de cerdo. Casi siempre la receta que hago en casa es con una salsa de tomate y verdura picantita, pero cuando vi esta receta en Irreductibles.cat quise probarla y variar. Llevaba un poco de mantequilla que no le añadí y se acompañaba con unas piparras que a pesar de haber comprado un bote se me olvidaron de poner, ya sabéis cuando es la hora de comer el hambre no perdona.


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 2 pies de cerdo ya cocidos y cortados por la mitad
  • caldo
  • 1/4 de cebolla
  • 1 ajo
  • laurel
  • tomillo
  • romero
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 200 ml. de cerveza
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal


PREPARACIÓN:

Cuando hago un cocido le añado pies de cerdo que luego me sirven para otras comidas, como la receta de hoy.

En un poco de aceite sofreímos la cebolla y el ajo pelados y troceados, el laurel, el tomillo y el romero, cuando esté dorado añadimos la mostaza y la cerveza. Dejamos reducir y vertemos un poco de caldo.

Incorporamos los pies de cerdo y dejamos que reduzca la salsa. Retiramos los pies y el laurel y trituramos la salsa, una vez triturada incorporamos de nuevo los pies de cerdo y cocinamos 5 minutos.

Servimos y a disfrutar del plato!!



11 comentarios:

  1. No le tengo afición a los pies de cerdo, pero mi marido sí, alguna vez le daré una sorpresa con esta receta, ya que es sencilla de realizar y muy buena. De vez en cuando hay que variar el menú habitual, aunque en eso nosotras somos expertas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. hola, me ha encantado este post, me encanta la gastronomía y tu receta tiene muy buena pinta, a ver si me sale o me animo.
    me ha encantado tu post, no conocía tu blog, ¿te apetece que nos sigamos? ya me dices. saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Ana! No te voy a mentir... yo soy una de esas personas que dices, que no le gustan los pies... en realidad... no puedo decir que no me gusten, porque nunca los he probado.. pero en casa de mi madre, nunca hemos tenido por costumbre comprarlas y yo tampoco.. Eso sí... viniendo de ti... sé que a quien le guste.. le va a encantar.. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me encantan, como quieras cocinarlo, cuando estan bien cociditos, melosos es un placer el comerlos, besos

    ResponderEliminar
  5. QUé ricos con esta salsita que está para mojar pan!! Y con los labios pegaditos por la gelatina jeje
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  6. Esto jamas lo he comido....pero si dices que esta rico de seguro es para chuparse los dedos!!.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  7. Hola Ana.
    Nosotras las preparamos, pero las tradicionales, como bien dices... con su salsita de tomate y algo picantitas.. para darle un punto de chispa.
    Nunca las vi así preparadas... pero cuestión de probar platos diferentes ... y si tú nos invitas a degustarlas, pues nos apuntamos.
    Besossss

    ResponderEliminar
  8. Las fotos no importan, lo importante es el sabor y seguro, seguro que están para chuparse los dedos.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  9. Hola Ana. No soy de los que pierden la cabeza por probar unas manitas de cerdo,solo las he probado en una ocasión y nos las sirvieron desmenuzadas. Me parecieron muy gelatinosas y solo probé un poco, eso que ganaron el resto porque les encantan.
    Yo probaría la salsa y un poco pero poco jj.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Es una manera curiosa de comer las manitas, estaría bien probarlas así algún día, desde luego sorprenderá su sabor. Me las anoto. Gracias Anita. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  11. A mí me gustan mucho y a mi marido también, estuepndo tener otra forma diferente de cocinarlas. Un beso!!

    ResponderEliminar