miércoles, 29 de enero de 2020

PIMIENTOS ROJOS RELLENOS DE TORTILLA DE PATATAS





Recuerdo cuando empecé con el blog que estaba de moda la receta de los pimientos verdes tipo italiano rellenos de tortilla de patatas que luego se servía como aperitivo cortado en rodajas. Ya ha pasado tiempo y ahora parece que no se ven tanto. Me acordé de ellos y como tenía estos ricos pimientos rojos de medida más bien pequeña me pareció que iban a quedar perfectos y muy ricos.


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 2 pimientos rojos tipo morrones ecológicos de Bio Procam
  • 2 huevos
  • 3 patatas pequeñas
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:

Lavar los pimientos, cortar la parte superior y vaciarlos de las semillas.

Pelamos, lavamos, secamos y troceamos las patatas, las freímos en abundante aceite. Escurrimos.

Batimos los huevos y los mezclamos con las patatas. Salamos ligeramente. Con esta mezcla rellenamos los pimientos.

Ponemos los pimientos con su relleno en una bandeja para el horno, tienen que mantenerse de pie. Pintamos por fuera con un poco de aceite.

Horneamos a 200º hasta que veamos que ya ha cuajado, mejor que quede un poco jugoso, pero suficientemente cuajado para que al cortar no se desmonte.

Buen provecho!!



martes, 28 de enero de 2020

BOLITAS DE ALCACHOFA CON CORAZÓN CREMOSO





Estas bolitas las podéis servir como aperitivo, también como acompañamiento de carne o pescado a la plancha, eso ya va a gustos. Se puede hornear o freír.
La receta es de Giallo Zafferano, yo cambié los quesos, el Grana Padano por un Manchego curado y el Montasio por Gouda. Se puede hacer con alcachofas frescas, pero es mucho más cómodo y rápido usar las de conserva, siempre y cuando sean de calidad.


INGREDIENTES:

  • 175 grs. de corazones de alcachofa al natural escurridos de Cynara
  • 1/2 huevo
  • pan rallado o miga de pan
  • 2 cucharadas de queso Manchego curado rallado
  • perejil
  • ajo
  • queso Gouda
  • para rebozar: huevo y pan rallado


PREPARACIÓN:

Trituramos las alcachofas, las mezclamos con el medio huevo ligeramente batido, el queso rallado, el ajo pelado y troceado y un poco de perejil limpio y troceado. Añadimos un poco de pan rallado hasta que tengamos una masa que podamos dar forma. 

Formamos unas bolas más bien pequeñas, las aplanamos sobre la palma de nuestra mano y en el centro ponemos un dadito de queso Gouda. Redondeamos para que el queso quede en el interior.

Pasamos por huevo batido y pan rallado. Freímos en abundante aceite caliente o las horneamos a 200º hasta que cojan color. En este caso es mejor pulverizarlas con aceite.

Mi mantel de la tienda on line Lagarterana sigue igual que el primer día y ya son unos cuántos!

Buen provecho!!



lunes, 27 de enero de 2020

SOPA DE CALABACÍN





Me fui a dormir con la idea de hacer alguna receta con calabacín al día siguiente, pero sin nada claro. Nada más despertarme pensé en la sopa de cebolla que había hecho unos días antes y me dije que podía hacer algo similar, pero con calabacín. No me quedaba caldo en la nevera, de repente se me ocurrió que podía hacer un caldo de jamón que iba a quedar muy bien con el sabor de los calabacines. Dicho y hecho, un plato rico y reconfortante, probadlo y ya me diréis. Vale, ya sé que no es muy normal tener esas ideas recién levantada, pero a veces la inspiración madruga, aunque no siempre.


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 1 hueso de jamón
  • 2 calabacines ecológicos Bio Procam
  • aceite de oliva virgen extra
  • queso rallado


PREPARACIÓN:

Hervimos el hueso de jamón en abundante agua durante entre una hora y hora y media. Podemos hacer más cantidad y congelarlo para tener para otros platos.

Lavamos, secamos y cortamos en daditos uno de los calabacines. Salteamos en una olla con un poco de aceite y añadimos caldo de jamón que los sobrepase ampliamente. Cocinamos hasta que el calabacín esté tierno.

Lavamos, secamos y cortamos el otro calabacín en rodajas finas, las cocinamos a la plancha o en el horno.

Ponemos el calabacín con su caldo en el fondo de cazuelitas de barro y encima las rodajas de calabacín a la plancha. Espolvoreamos con queso rallado.

Gratinamos ligeramente. 

No necesita sal, el caldo hecho con el hueso de jamón ya da su sabor ligeramente salado.

Feliz semana!!