martes, 23 de abril de 2019

COSTILLITAS DE CORDERO LECHAL CON MAYONESA DE MENTA





Después de la Semana Santa toca seguir comiendo rico y variado. Cuando vi estas costillitas lo primero que pensé es en hacerlas rebozadas, sabía que tenían que estar riquísimas y así fue, las acompañé con una mayonesa de menta que le da un toque de frescor muy acertado.

Mari Carmen Sierra es una emprendedora que se dedica a la crianza de la oveja manchega y en especial el cordero lechal. También elabora unos ricos quesos, todo ello con una calidad extraordinaria. Su explotación ganadera se encuentra muy cerca de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).
Sus ovejas son alimentadas con leche materna lo que hace que su carne sea tierna y sabrosa, su sacrificio es a los 35 días con un peso entre 8 y 14 kilos, cumpliendo así los requisitos de la IGP Cordero Manchego. Lo mejor para convencerse es probarlo. Podéis adquirir sus productos a través de su tienda on line, a partir de 60€ los portes son gratis y entre 24 y 48 lo tendréis en casa.


INGREDIENTES:

  • Costillitas de cordero lechal Manchego Mari Carmen Sierra
  • pan rallado
  • pimienta negra molida
  • 1 huevo
  • sal
  • 150 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • un chorrito de vinagre
  • menta fresca


PREPARACIÓN:

Mezclamos el pan rallado con un poco de pimienta.Salamos ligeramente las costillitas y las rebozamos. Freímos en abundante aceite caliente. Ponemos sobre papel absorbente.

Hacemos la mayonesa poniendo en el vaso de la batidora el huevo, el aceite, un poco de sal y el vinagre. Batimos, primero sin mover el brazo hasta que haya ligado la salsa. Añadimos la menta, limpia seca y troceada y seguimos batiendo para que quede bien mezclada.

Servimos las costillitas junto a la mayonesa. Os chuparéis los dedos!

Buen provecho!!!



viernes, 12 de abril de 2019

JUDÍAS VERDES CON SOFRITO Y HUEVÓ POCHÉ



Una receta de las de toda la vida, cuando era pequeña mi madre hacía a menudo las judías verdes con un sofrito de tomate, a veces añadía un poco de jamón. Reconozco que hace tiempo que no las comía de esta manera, además he añadido un huevo poché, fuente de proteínas y pocas calorías, no como el huevo frito.


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 400 grs. de judías verdes
  • 1 ajo
  • 1/4 de cebolla
  • 2 tomates maduros
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • 2 huevos

PREPARACIÓN: 


Quitamos las puntas de las judías verdes, las lavamos y troceamos. Cocinamos al vapor hasta que estén tiernas.

Escaldamos los tomates en agua hirviendo, los pasamos por agua fría, pelamos y cortamos en dados. También podemos hacerlo rallando los tomates.

En una sartén con un poco de aceite salteamos el ajo y la cebolla pelados y troceados, cuando empiecen a dorarse añadimos los tomates. Dejamos sofreír y salamos ligeramente.

En una taza ponemos film que sobresalga, pintamos el interior con un poco de aceite y ponemos dentro el huevo sin cáscara. Cerramos el film como si fuera un saquito y atamos con hilo de cocinar. Los cocinamos en un cazo con agua hirviendo entre 3 y 4 minutos.

Mezclamos las judías verdes con el sofrito, damos unas vueltas y servimos con un huevo poché encima.

Buen provecho!! Ahora toca un pequeño descanso, nos vemos después de Semana Santa.



jueves, 11 de abril de 2019

LUBINA AL HORNO CON VINAGRETA DE TOMATE Y CEBOLLA







Normalmente las lubinas que encontramos en el mercado son de ración, no es fácil encontrar lubinas que pesen entre 1 y 4 kilos con una carne firme y sabrosa, Tampoco las salvajes abundan en nuestros mercados.

Aquanaria es una empresa cuyo origen data del año 1973, pionera en cultivos marinos, criadero de pequeñas ostras, almejas y alevines de lubina, dorada y rodaballo, pero es en el 2015 cuando cambia su nombre a Aquanaria centrándose en la cría de lubinas, alimentadas durante 36 meses en una zona libre de anisakis, certificada por Aenor. También posee los certificados Halal y Kosher. Estas lubinas acaban pesando entre 1 y 4 kilos de peso en temporada alta, criadas en las bravas aguas atlánticas de Canarias, a dos millas de la costa sur de Gran Canaria, nadan a contracorriente, desarrollando un nivel de grasa y textura óptimas, algo que se nota cuando comemos, lubinas de tamaño XXL y una gran calidad. Se pescan bajo demanda y llegan a cualquier parte del mundo en un máximo de 48 horas, totalmente frescas, ojos brillantes, carne firme y unas agallas rojas nos lo confirman.

Es un pescado que se puede cocinar de varias maneras, mi favorita es horneada porque con poco trabajo da muy buen resultado y se aprecia su rico sabor.


INGREDIENTES: (4 o 5 personas)

  • 1 lubina de 1,5 a 2 kgs .de Aquanaria
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • 2 patatas grandes
  • 2 tomates
  • 1/2 cebolla
  • vinagre de Módena
  • pimienta blanca molida
  • orégano


PREPARACIÓN:

Limpiamos bien la lubina, quitando escamas y tripas. Si no nos cabe entera en el horno la partiremos en trozos gruesos o por la mitad.

Pelamos, lavamos, secamos y freímos ligeramente las patatas cortadas en rodajas. Las colocamos en el fondo de una bandeja para el horno. Encima colocamos la lubina salpimentada y regamos con un chorrito de aceite.

Horneamos a 200º unos 25 minutos, dependerá del grosor de los trozos. No ha de quedar cruda, pero tampoco demasiado cocida.

Lavamos los tomates y cortamos en daditos.
Pelamos la cebolla y también cortamos en trozos pequeños. Mezclamos con el tomate, añadimos sal, pimienta blanca, orégano, 2 cucharadas de vinagre de Módena y 4 o 5 cucharadas de aceite.

Servimos la lubina con las patatas y la vinagreta.

Buen provecho!!!