jueves, 19 de mayo de 2022

CAZUELA DE CALAMARES CON GARBANZOS Y PATATAS



Este tipo de guisos en casa os gustan mucho, son bastante completos, con una ensalada y un trozo de pan no hace falta nada más para comer a gusto. La receta la vi en Cibo che passione 

Adapté las cantidades, en vez de poner caldo de verduras puse caldo de pescado que es el que tenía en ese momento y los calamares aproveché que tenía en el congelador patas y aletas que me habían sobrado de una preparación anterior en que sólo empleé los cuerpos. En cuanto a los garbanzos ya sabéis que suelo tener en el congelador ya cocidos, así en preparaciones como esta me ahorro mucho tiempo.


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 130 grs. de garbanzos cocidos
  • 175 grs. de calamares limpios
  • 225 grs. de patata (1 mediana)
  • 250-300 ml. de caldo de pescado
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra molida
  • perejil

PREPARACIÓN:

Troceamos los calamares.

Pelamos la patata, la lavamos y troceamos.

Calentamos en una cazuela un poco de aceite y salteamos las patatas y los calamares, vertemos el caldo, la cantidad puede variar depende del tipo y el tamaño de la patata y si nos gusta más o menos caldoso.

Cocemos tapado a fuego medio bajo. Cuando veamos que la patata ya está tierna incorporamos los garbanzos. Espolvoreamos con pimienta y perejil limpio y troceado. Probablemente no necesitará sal ya que el caldo la lleva.

Podemos servir y comer o cocinarlo con anticipación. 

Buen provecho!!



miércoles, 18 de mayo de 2022

BARRITAS DE PAN SIN AMASAR DE JIM




Recetas de pan sin amasado hay muchas, pero esta me pareció distinta ya que la sal la lleva por encima, no mezclada en la masa, sin embargo no es un pan soso. La receta la vi en Il mio saper fare, comenta que es un pan similar a la baguette francesa y según dicen el primero que elaboró esta receta en América fue un tal Jim, de ahí su nombre. A mi me ha parecido por el tipo de masa húmeda y por su textura un pan entre la chapata y el mollete.


INGREDIENTES: (2 barritas)

  • 225 grs. de harina
  • 175 ml. de agua
  • 1'5 grs. de azúcar
  • 1,5 grs. de levadura fresca
  • sal gruesa
  • aceite de oliva virgen extra
  • sémola de trigo

PREPARACIÓN:

En un cuenco grande ponemos el agua tibia, mezclamos con el azúcar y la levadura fresca. Incorporamos la harina y mezclamos con una cuchara de madera.

Tapamos con film y dejamos levar a temperatura ambiente unas 12 horas, en verano puede tardar algo menos de tiempo en doblar su volumen. 

Espolvoreamos el mármol con sémola y volcamos la masa encima, con la ayuda de la espátula vamos doblando los extremos hacia el centro, es una masa pegajosa (ha de ser así). La colocamos sobre papel de hornear espolvoreado con sémola, le damos una forma redondeada o alargada y pintamos toda la superficie con aceite. Espolvoreamos con sal gruesa y sémola.

Tapamos o guardamos en el interior del horno apagado  y dejamos 2 horas.

Dividimos la masa en dos o tres tiras y con la ayuda de la espátula las separamos para que no se peguen entre ellas.

Pintamos cada barrita con aceite y espolvoreamos de nuevo un poco de sal gruesa.

Calentamos el horno a 200º y horneamos unos 25 minutos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y ya podéis saborearlo.

Buen provecho!!



martes, 17 de mayo de 2022

CROQUETAS DE ESPINACAS Y QUESO AZUL




¿A quién no le gustan las croquetas? Alguien habrá, pero con las variedades que podemos hacer no serán muchas personas las que no gusten de estos pequeños bocados.

En esta ocasión en vez de darles la típica forma alargada las he hecho redondas, ya que de este modo es más fácil insertar el queso en un solo trozo en su interior. Hacía unos días había hecho una receta con espinacas salteadas, pero como no las empleé todas, congelé las que sobraron y me sirvieron para esta ocasión.


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 150 grs. de espinacas salteadas
  • 1 cucharada de harina
  • 150 ml. de leche
  • queso azul
  • huevo batido 
  • pan rallado

PREPARACIÓN:

Calentamos las espinacas salteadas, añadimos la harina y removemos durante un par de minutos.

Vertemos la leche y removemos todo junto unos minutos hasta que tengamos una masa espesa. Ponemos en un cuenco. Tapamos y reservamos en la nevera para que cojan cuerpo.

Cogemos porciones de masa. Aplanamos ligeramente sobre la mano, ponemos en el centro un trozo de queso azul y cerramos dando forma redonda.

Pasamos por huevo batido y luego por pan rallado y vamos friendo en aceite de oliva bien caliente. Escurrimos sobre papel absorbente.

No es necesario añadir sal ya que las espinacas salteadas la llevaban y el queso azul también. Salen entre 8 y 10 croquetas, depende del tamaño.

Buen provecho!!