lunes, 9 de julio de 2018

QUINOA A LA CÚRCUMA CON CALABACÍN







Empezamos la semana con un plato sano que además está delicioso y como viene siendo habitual últimamente, se hace en un momento. Es posible que tengáis los ingredientes en casa ya que hoy en día la quinoa es fácil de encontrar y también la cúrcuma. El calabacín está en su temporada ideal, aunque actualmente está presente en las tiendas durante todo el año. La receta es del blog Zenzero e Limone.

En esta ocasión el calabacín es de agricultura ecológica, como también ecológico es el vino con el que he acompañado la receta. Vinos buenos hay muchos, pero que además sean ecológicos no tantos. En Viña Ijalba los podemos encontrar. Empezaron en 1975 plantando la primera viña y en 1991 fundaron la bodega. Pioneros en este tipo de vinos, siguen comprometidos con el medio ambiente. Para su elaboración usan variedades de uva tradicionales lo que los convierte en unos vinos de Rioja excepcionales.

Los hay más potentes o menos, para que mariden perfectamente con nuestra alimentación, ahora en verano lo ideal son los vinos jóvenes y frescos ya que nuestros platos son más ligeros. Hoy he escogido un Joven Rosado de la variedad 100% Tempranillo con un bonito color y aroma a frambuesas y rosas.


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 100 grs. de quinoa Rosgui de Colecesa 
  • 200 ml. de agua
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 calabacín
  • 1/2 cebolla
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta negra molida


PREPARACIÓN:

Ponemos la quinoa en un escurridor de malla fina y la lavamos bajo el chorro del agua hasta que esta salga clara. Esto es para quitarle la saponina que tiene sabor amargo y en altas dosis puede ser tóxica.

La cocemos en el agua con una pizca de sal. Añadimos la cúrcuma y cocinamos a fuego medio hasta que se absorba todo el líquido. Dejamos reposar un par de minutos.

Lavamos y secamos el calabacín, lo cortamos en daditos. Reservamos.
Pelamos y troceamos la cebolla. La sofreímos en una sartén grande con un poco de aceite. Agregamos el calabacín y salpimentamos. Cocinamos 4 o 5 minutos, ha de quedar crujiente, no demasiado blando. Removemos constantemente.

Apagamos el fuego y mezclamos con la quinoa. Servimos el plato acompañado de una copa de vino fresquito.

Buen provecho!!



4 comentarios:

  1. Una receta muy sana y estoy segura que muy rica.
    Feliz verano

    ResponderEliminar
  2. Que rico plato Ana.
    Me gusta la quinoa y ahora en verano estos platos quedan estupendos.
    Un besooo

    ResponderEliminar