jueves, 26 de noviembre de 2020

CAZUELITAS DE HABAS AL AZAFRÁN




Si os gustan las habas disfrutaréis con este plato, esto es lo que pensé yo cuando vi la receta en Lecturas y acerté porque fue un plato que nos encantó.

Desgrané las habas dejando las más grandes para este plato y las pequeñas las confité en aceite, las puse en un cazo cubiertas de aceite cociendo a fuego muy lento hasta que estuvieron tiernas, luego se pasan a un tarro de cristal, lo dejamos boca abajo 24 horas para que haga el vacío y nos pueden servir para una ensalada.


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 200 grs. de habas desgranadas de Naranjas Masil
  • 1 tomate maduro de los de untar de Naranjas Masil
  • 1/4 de cebolla
  • 1 ajo
  • laurel
  • una pizca de comino molido
  • unas hebras de azafrán
  • 1 rebanada no muy grande de pan
  • perejil
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta negra molida

PREPARACIÓN:

Pelamos y cortamos en trozos pequeños la cebolla y el ajo. Lavamos bien el tomate, lo pelamos y troceamos. 

Rehogamos en una sartén con un poco de aceite a fuego lento la cebolla durante 10 minutos. Añadimos el ajo, dejamos dos minutos y luego el tomate. Salpimentamos y agregamos el perejil limpio y troceado y una hoja de laurel. Cubrimos escasamente con agua. Tapamos y dejamos cocinar durante 10 minutos.

Cocemos las habas en agua y sal 10 minutos. Escurrimos.

Pasamos el pan por una sartén con un poco de aceite hasta que esté dorado. Lo machacamos en el mortero junto al comino y el azafrán. Lo incorporamos al sofrito. Añadimos las habas y cocinamos 5 minutos todo junto. Ha de quedar espeso.

Servimos caliente en cazuelitas de barro.

Buen provecho!!



13 comentarios:

  1. A mi como más me gustan las habas y los guisantes son crudos extraidos directamente de la vaina, hemos tenido la costumbre en casa de siempre cuando mi padre las traía de su huerto recién cogidas. Pero es cierto que también se cocinaban, por eso mi madre embotaba unas pocas y las guardaba. Tu plato de hoy es para probarlo desde luego porque aunque a mi no me gusten mucho así, alguno que tengo en casa se pondría las botas, a él si que le privan. Así que cojo tu receta para hacérselas y darle ese gusto alguna vez.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ana, estos platos gustan a tod@s, mmm, que rico se ve.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Que buenas las habitas frescas en aceite :-)
    Y la receta de hoy bien rica,
    1 saludito

    ResponderEliminar
  4. Qué pintaza tiene ese plato de habas, por favor!
    Me parece maravillosa tu propuesta!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Ana,a mi personalmente me encantan las habas,y esta cazuela me la cenaba yo esta noche
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  6. Estas habas o parecidas aquí son "fabes de mayo" con una piel dura(por eso necesitan una cocion más larga)..pero deliciosas tus cazuelitas invitan a comer 😋besinos wapa

    ResponderEliminar
  7. Querida amiga pienso hacerlas de las dos formas por q me ha encantado tanto una como otra son una delicia Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  8. A nosotros nos encantan las habas cocinadas o crudas, confitadas, grandes o pequeñas y me parece una menra distinta de prepararlas. por lo menos en casa!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  9. Con lo que me gustan a mí las habas. No conocía tu blog, me quedo de seguidora y te invito a que te pases por el mío si te apetece.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan las habas. Así quedan muy ricas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Me guardo esta receta!!....me dejo loca....aca no hay habas....nunca encuentro (en Canada tampoco)....pero las sembre!....el agno pasado hice prueba y se dieron...pocas pero tuve....espero este agno tener mas....me encanta!....no te comento en el otro post por el concurso........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  12. receta tradicional y muy rica, le recomiendo seguir nacimientoliva.com que habla de las bondades del aceite de oliva virgen extra.

    ResponderEliminar